Declaración ante actual propuesta de Reforma Educacional.

Jamás acepté que la práctica educativa debería limitarse sólo a la lectura de la palabra,

a la lectura del texto,

sino que debería incluir la lectura del contexto,

la lectura del mundo.

El mundo no es, el mundo está siendo.

Paulo Freire

Ante la Propuesta de Reforma Educacional presentada por el Gobierno, nosotros, Cultura Mapocho, declaramos lo siguiente:

  • Concordamos con lo proclamado en la Declaración Universal de Derechos Humanos el 10 de diciembre de 1948, cuando señala que “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos”.
  • Por lo anterior consideramos que la actual formación que reciben nuestros estudiantes es insuficiente en lo que respecta a las áreas de arte, música, filosofía, tecnología, historia y ciencias sociales, y que la disminución de horas curriculares en estas materias va en desmedro de la formación integral de nuestros niños y jóvenes.
  • Creemos que sociedades más justas, libres y felices sólo de desarrollan si ponemosénfasis en estimular las diferentes inteligencias de quienes las conforman, y que el desarrollo de habilidades de pensamiento que son estimuladas por el lenguaje y las matemáticas pueden potenciarse desde todos los subsectores del aprendizaje.
  • Estamos seguros que nuestra historia se encuentra en todas partes y que solo conociéndola, aprehendiéndola y apropiándonos de ella podemos evitar volver a cometer los errores y horrores del pasado.
  • Pensamos que toda reforma de nuestro sistema educativo debe realizarse de manera democrática, tomando en cuenta de manera vinculante a todas las personas a quienes afecta esta medida, es decir, padres, apoderados, profesores y estudiantes, estos últimos siempre olvidados a la hora de tomar las decisiones que los afectan directamente.
  • Conocemos de cerca los beneficios que tiene el aprendizaje de la historia en particular y de las ciencias sociales en general, y sabemos lo relevantes que son los conocimientos sobre geografía, política, economía, derechos humanos y memoria histórica, conocimientos que no solo nos ayudan a desarrollar capacidad de análisis y crítica  y fomentar la participación ciudadana activa, sino que además, y más importante aún, a ser mejores seres humanos y a reconocernos como tales.
  • Por lo anterior, rechazamos tajantemente la disminución de horas dedicadas en nuestras aulas no sólo a la historia, sino también a las ciencias sociales, a la filosofía, al arte, la tecnología y a la música, y a esta reforma impulsada por criterios de “productividad”, “resultados” y “competencia”. Reprobamos una educación cuyas bases no se encuentren en educar por el respeto, la creatividad, el amor, la libertad, la justicia y la paz.

El estudio no se mide por el número de páginas leídas en una noche, ni por la cantidad de libros leídos en un semestre. Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas.

Paulo Freire

Salvador Dalí. La persistencia de la memoria.


2010-12-01T17:37:18+00:00 2010/12/01|